domingo, 27 de noviembre de 2016

El búnker de Miaja en el Capricho


En un número extraordinario de 1940 de la revista Semana que conmemoraba el primer aniversario del final de la guerra, encontramos una interesante serie del Parque del Capricho y, en concreto, del sótano o búnker donde el General Miaja (presidente de la Junta de Defensa republicana) estableció su cuartel general en 1937 para estar a salvo del bombardeo enemigo. En esta primera foto vemos el acceso principal al búnker.



El mismo acceso en la actualidad. 

El refugio de Miaja estaba situado en el Parque del Capricho, en la Alameda de Osuna, una villa de recreo impulsada por María Josefa Pimentel, entonces Duqueda de Osuna, a finales del siglo XVIII y que contaba con todo tipo de monumentos y entretenimientos.

Entrada al Parque del Capricho en 1940.
Fuente: Revista Semana.

Templete de Baco. Parque del Capricho.
Fuente: Revista Semana.

El búnker, que ahora se puede visitar (aunque hay mucha demanda), es una gran galería de unos 30 m de largo y a unos 15 m de profundidad. Desde allí, denominada la posición Jaca, se dirigía la estrategia del bando republicano. La sede oficial estaba realmente en el palacio de los Duques de Osuna, en el mismo parque, pero los mandos militares se establecían en el búnker en situaciones de peligro.

Acceso al palacete en 1940. Fuente: Revista Semana.

Despacho de trabajo en el palacete.
Fuente: Revista Semana, 1940.

Tanquistas en formación en el jardín del Capricho, delante de la Exedra.
Foto publicada por José c. Pérez en Madrid en Blanco y Negro.

La Exedra en 1856, foto de Charles Clifford.

El refugio contaba con un pozo de agua potable, duchas, un generador eléctrico, línea de teléfono y, en fin, todo lo necesario. Tenía varias salidas, una de ellas secreta en el cuarto de generadores. Este vídeo del Canal Historia permite ver el refugio por dentro.


Secciones que permiten ver el diseño del refugio. 

Otra de las entradas al refugio.
Fuente: Revista Semana, 1940.

Una de las habitaciones, antes de esta última reforma.
Fuente: Gefrema.

El búnker, muchos años después, se llegó a utilizar para una película de terror, "El gran amor de Conde Drácula" (Javier Aguirre, 1972). En este vídeo del trailer pueden verse algunas escenas rodadas en las galerías, pintadas de negro para la ocasión, pintura que parece que permaneció muchos años.

(Contiene escenas desagradables)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada